Festival de Música Gnaoua en Essaouira

BIENVENIDOS

A VIAJES DESIERTO

gnaoua festival essaouira

festival d’Essaouira Gnawa et Musiques du Monde

El Festival Gnaoua de la ciudad de Essaouira, la antigua Mogador, es desde 1998 un festival de música y cultura Gnaoua que tiene lugar anualmente, cada mes de junio, en ésta ciudad marroquí.
Cada año, Essaouira viste sus mejores galas para recibir el Festival Gnaoua y Word Music. Mogador se ofrece en las calles, plazas, playas, zocos y otros  lugares públicos donde se desarrolla el espectáculo con un impresionante ambiente festivo. Se colocan grandes escenarios en la plaza Muley Hassan y en Bab Marraquech, convirtiendose la ciudad en el Woodstock de Marruecos.

El Festival Gnaoua y Word Music Festival en Essaouira es una fiesta innovadora del mundo: el festival tiene como objetivo desarrollar un proyecto decididamente marroquí, de autenticidad y la modernidad en Marruecos. El festival de Gnaoua también lleva un mensaje universal, basado en la paz y la unión de las culturas.

El Gnaoua Festival es un variado festival de música, artes y cultura que se celebra en la ciudad marroquí de Essaouira.

Con profundas raíces en estilos, sonidos y tradiciones norteafricanas, este festival es una gran experiencia que llena las calles, plazas, puertos y salas de conciertos de la ciudad con un fantástico espectáculo de color y sonidos.

Los Gnaouas

Es el nombre que reciben en Marruecos y otros lugares del Magreb los miembros de una serie de cofradías místicas musulmanas caracterizadas por su origen subsahariano y por el uso de cantos, danzas y rituales sincréticos como medios para llegar al trance. La palabra gnawa es plural, y su singular es gnawi.

El término se refiere también al estilo musical de reminiscencias subsaharianas practicado por estas cofradías o por músicos que se inspiran en ellas. Es uno de los géneros principales del folklore de Marruecos.

Los gnawa son descendientes de los esclavos que los gobernantes árabes y bereberes de los actuales Argelia y Marruecos, y especialmente este último, encontraron en diferentes regiones del África occidental con destino a sus ejércitos y a la construcción de ciudades y fortalezas.
Practican el trance hipnótico por medio de una música de raíces subsaharianas y unos bailes que evocan a los morabitos santos protectores, a los que se supone poder para expulsar a los demonios y curar determinadas enfermedades.
Los instrumentos utilizados son el guembri o sintir, un instrumento de tres cuerdas y sonido de bajo, el tbel o tambor, que se toca con ayuda de un palo curvo, y las qraqeb, unas características castañuelas de metal.

La música es muy rítmica y se caracteriza por un canto dialogado en el que una voz principal realiza invocaciones y es respondida por el coro, sobre una melodía sencilla de guembri acompañado por los instrumentos de percusión y palmas. Los bailes son también muy rítmicos. Los participantes suelen mover la cabeza describiendo círculos, movimiento que se contagia al resto del cuerpo: dan entonces vueltas sobre sí mismos, al modo de los derviches, al tiempo que se ponen en cuclillas y siguen girando; de este modo, llegan a entrar en trance.

Leave a Reply

Síguenos en TwitterSiguenos en FlickrSiguenos en YouTubeSiguenos en Linkedin

Que Desierto Visitar

Información